Tengo un billete de Bécquer, uno de mis tesoros favoritos



Si es necesario me despeino yo sola
Mientras desayuno frente a la radio apagada.
¿Por qué no abrir la botella de cava
a las siete y media de la mañana?
Si me doy prisa tal vez llegue a trabajar
Una pizca ebria.
Lo suficiente para pensarme
Que la fuerza está de mi lado.

A partir de ahora
Me corrijo,
Me borro los errores,
No prometo virtudes,
No enseño las pestañas
A desconocidos,
Y cierro los labios
Después de fumar.

¿Era Chavela Vargas
la de Amar duele?
¿Eran La habitación roja
los de tú eres lo primero, el origen de todo este infierno?

Llego a clase de Criminología y Huellas Camufladas en Cajones de Madera
Cinco minutos antes de que comience la sesión
Y una alumna medio rubia medio pelirroja
Me da su trabajo de final de semestre
Que huele sutilmente a tabaco negro.

Lo abro por la penúltima página
Y descubro
Una dirección de Internet
Y un número de móvil.

Yo sólo cruzo el estrecho por una chica italiana.

Y me da igual si me esperan noches de insomnio,
Botellines de agua caliente
O móviles sin batería suficiente para susurrar tres frases.

Tocar el bajo imaginario,
Beber zumo de melocotón por las tardes
Y cenar sólo fruta
Son mis entretenimientos
De esta tarde extraña
Por diferente e irreal.

Estoy empezando a dibujarme la silueta
Sin tumbarme en el suelo, claro,
Que parecería un simulacro de asesinato.
El premio que nunca ganaré
Aún me espera en una ciudad que desconozco.

Espero que no te dé por contar los versos
Ni hacer cómputo de sílabas
Ya que no se trata de calidad
Sino de teclear para que sepas de mí.

Esto no se para, mi italiana.

10 comentarios:

a punto de 25/5/10 23:31  

uf, cava a las siete y media de la mañana...sí, quizá me haría falta, hay días muy duros, como el de hoy, y por cosas no-importantes...pero es mejor teclear versos para que sepan de ti :)
muchos besos

bea 26/5/10 10:48  

la piel de gallina me has puesto, sip

Paola Vaggio 26/5/10 22:30  

Me acuerdo de esos billetes. Yo era muy pequeña, sólo me daban monedas de 25 pesetas.

Sonja La Roja 27/5/10 03:20  

Ay, esa cara del billete...que recuerdos, me suena de verla en libros de literatura...
Siempre me pareció tan guapo Gustavo Adolfo Béquer...

kiss

Carmen 27/5/10 21:26  

detective... buaaaah, que bueno este post!

no añado nada, gigante

Carol Blenk 28/5/10 00:04  

A PUNTO DE, a mí siempre me ha gustado que me envíen señales de humo, rollo indio. Ay, el cava, el cava, y si brut mejor aún :)

BEA, pues me alegra saberlo!

PAOLA, ay, pues a mí nunca me daban dinero, en mi casa no se estilaba, jaja. Recuerdo las pesetillas rubias, qué bonitas eran.

SONJA LA ROJA, ummm...era reguapo, sí. Su hermano era pintor y la lió bastante con algunos cuadros de crítica monárquica que realizó. Una historia apasionante, investígala ;)

CARMEN, gigante tú :)

Besos, muacks!!!

Eva Gutiérrez Pardina 29/5/10 16:33  

Esto no se para, esto no se para... http://www.youtube.com/watch?v=Mf4GmiDFfUo

Carol Blenk 8/6/10 19:35  

EVA, ualaaaaaaa, has dado en el clavo, buena pista ;)

Anónimo 25/4/11 19:10  

vendes ese billete?

Carol Blenk 27/4/11 14:56  

Anónimo, no, no vendo ese billete. Le tengo demasiado afecto...

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer