Hoy me han multado por estornudar en la calle (de un escrito del 2005)



De adolescente me subí al Ponte Dei Sospiri creyéndome una heroína del XIX. Intenté dejar caer alguna lágrima, imité alguna pose... pero nada. Yo no era ni heroína ni mucho menos romántica. Tenía en la mente lo que tienen los salvajes de diecisiete años.

Recuerdo que pensé, eso sí, que me gustaría volver a aquel lugar con una chica. No una cualquiera, claro, tenía que ser mi chica. Unos cuantos años después, me sucedió lo mismo en París, ciudad en la que me llovió lo que no se podría contar. También pensé que estaría bien volver acompañada allí.

En París sí que me puse romántica del XIX. Ya tenía más lecturas. Y más años.

.......................................................

Al final todo sucede cuando ha de suceder.

El amor es la estrella de cualquier nave vagabunda, y su valor es ignoto, por más que el sextante trate de medirla. Lo dijo o lo escribió Shakespeare no sé ni cuándo ni dónde, pero seguro que fue él.

Y esta frase, desde que la descubrí ayer, se me ha quedado en lo más hondo.

Como cada vez que recupero esta maravilla...

7 comentarios:

Ra 26/3/10 00:01  

Magistral pieza! Qué de recuerdos.....

nieves 26/3/10 00:39  

" Al final todo sucede cuando debe de suceder " y si es en un clarito de luna por pequeño que sea......anoche me sorprendió la alhambra en silencio y casi vacia tal vez escriba sobre ello.....
Delicadisimo tema para de fondo oir y leer tu post de hoy.
gracias, un saludo.
P.D yo tambien soy Mari Agendas y Mari Estilográficas

Diley 26/3/10 12:22  

Siempre deseamos compartir los instantes, los lugares que nos impactaron; los que llevamos marcados en la piel. Preciosa Venezia.. preciosa la lágrima que intentaste precipitar . Yo si creo que eres heroína del XXI que son más guapas, molan y como tú, saben ser más canallas sin creérselo tanto! un quiero veneciano

Mar 26/3/10 17:36  

A veces he sentido una melancolía extraña, porque estaba en un sitio especial, de estos que se quedan en la memoria sin necesidad de fotografiarlos y echaba de menos estar con alguien especial...pero ese alguien no había llegado aún, no tenía ni cara ni nombre, sólo existía como un deseo.
Me mola tu blog
Un saludo desde Madrid

Eva Gutiérrez Pardina 28/3/10 12:23  

Tengo una deuda pendiente con Venecia... Si apruebo las oposiciones al cuerpo de Gestión de la Generalitat -lo sabré el último día de abril- , agarraré por sorpresa a mi amor y nos iremos para allá, sí Señor.

Charm 29/3/10 21:37  

Me he quedado colgada de la cita. Un poco "vagamunda", un mucho marinera.

Hermoso.)

Carol Blenk 1/4/10 22:34  

RA, es increíble, ¿verdad? No la recordaba y la he recuperado.

NIEVES, la Alhambra... hace demasiados años que no vuelvo a ella y siempre se ha de volver. La última vez fue justo en el 2000, lo recuerdo. A mí me encantan los bolis Montblanc, son mi debilidad. Gracias por pasarte por aquí!

DILEY, jajaja, me encanta la palabra canalla! A ver si te escribo que hace demasiado que no te suelto uno de mis rollos por carta, ¿eh? Ohhh, Venezia, ha sido demasiado, créeme...

MAR, esa sensación que comentas la he tenido yo misma tantas veces, bueno, seguro que la hemos sentido todos. Es como si desperdiciaras la belleza, ¿verdad? Un saludo para Madrid, ciudad que adoro.

EVA, ¡tenéis que ir a Venezia! Ya os pasaremos toda la información. Ojalá nos des una buena noticia el último día de abril, pensaremos en ti :)

CHARM, esa cita es brutal, sí. "Vagamunda", bonita palabra, me gusta.

Besos, ya sin canales, sin puentes, sin canales, sin vaporettos, sin tantas cosas... sin spritz...

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer