Ella me enseñó lo sexys que suenan las escobillas de jazz



Es la primera noche que duermo sola aquí sin ella, desde que vivimos juntas. La nieve, que se suponía romántica, ha resultado un obstáculo de tráfico, cadenas y desencuentros. Escribo en directo porque tengo insomnio, porque desearía que ella pudiera leerme como cada día. Y, aunque sé que no es posible, me resisto y escribo. El tercer pitillo y no sé si ponerme una copita de Baileys. Venga, sí, me la sirvo. Ahora vuelvo.

.........................................

Tan colgada estoy que he grabado un mini programa de radio, creyéndome una de esas presentadoras de Radio3 que tanto nos gustan. Para entretenerme. Como regalo. Esa emisora -Radio3- da igual a que hora la escuches porque siempre parece que sea de madrugada. Como las canciones de Chet Baker, siempre suenan a insomnio, a ojos cansados, a copa en la mesa, a cierto desorden, a cenicero casi lleno, a texto torturado...

Hacía mucho tiempo que no escribía en directo. No recordaba cuánto me gusta. Tal vez me había olvidado de ello o puede que la vida real me estuviera ganando la batalla. Volver a las cosas que nos han acompañado siempre -o creemos que desde siempre- me hace sentir segura. Tengo las manos frías. Cuarto pitillo.

Si suena Chet no me siento sola. Nunca pensé que su ausencia me iba a pesar tanto en una noche como ésta. Ni dramatizo ni exagero. No es dependencia, es algo que ya no sé definir. ¿Cómo voy a dormir esta noche? ¿Cómo vivía yo antes de esta historia?

He aquí la gran pregunta. Se asoma la detective y me increpa con desgana, Carol, mírate, seducida por un cuerpo que te tiene hipnotizada. ¿Es que ya no sabes vivir sola como antes? En tu trono, reinando tú sola, como las grandes, como las tipas que llevan gafas de sol sólo en invierno.

.........................................

¿Y qué si no recuerdo mi vida anterior? Con ésta ya no necesito otra vida.

El quinto pitillo va a ser imaginario. Esta vez, contigo.

7 comentarios:

Charm 9/3/10 01:16  

Pues si que son seductoras las escobillas de jazz. Como un susurro...la nieve es más intensa en la naturaleza, tal vez porque los animales se refugían y hay un silencio sonoro, por raro.
Y en tu texto, una cadencia de humo, voz cálida e intimidad.

Saludos.)

ralladuradelimón 9/3/10 08:13  

Deberías escribir más en directo, a ti también te salen textos un poco torturados...como tu flequillo

centrifugado 9/3/10 09:49  

guau...

Amanda Green 9/3/10 23:32  

Qué sensación taaaaan familiar.

"¿Cómo vivía yo antes de esta historia?"
Ni idea. Y, como tú dices... ¿qué más da?

[Te leo ;-)]

nieves 10/3/10 00:18  

bendito insomnio, benditos pitillos....que bien lo cuentas todo criatura.......
te mando un olé

Carmen 11/3/10 23:32  

qué clase tienes, detective.

las dos teneis voz de radio, eso creo que ya os lo he dicho muchas veces ,)

qué canción tan bonita, jo.

mil besos, de una privilegiada que se guarda un secreto ,)

jelly 19/3/10 11:01  

pues ahora que lo dices, me he fijado, y es verdad... ¡¡vaya descubrimiento!!

nota: me refiero al título :)

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer