Los de arriba están haciendo obras y tengo la cabeza metida dentro de una olla para no oír los golpes



Mi estrategia de mudanza consiste en llevarme cada día una bolsa llena de libros de casa de mi madre. A mi nuevo hogar, se entiende. De ese modo, evito tener que transportar cajas enteras y, de paso, también evito el vacío progresivo de la librería. Ayer me traje los que me faltaban de Cátedra Letras Hispánicas (los negros, tan bonitos...) y también una colección a la que tengo mucho cariño porque de ahí conocí a Gil de Biedma, a Costafreda y a otros tantos: la colección Los Poetas, de la editorial Júcar. Por cierto, qué inspirada la historia de esta editorial...

Ahora la duda se plantea entre ordenar alfabéticamente o por colecciones. Si elegimos la estética o lo práctico. Ummm...

4 comentarios:

Paola Vaggio 30/1/10 13:50  

¿Te acuerdas de las enciclopedias? qué estéticas. Google las mató y remató. Recuerdo cuando mis padres me regalaron mi primera enciclopedia Larousse, fue un día importante. Luego vino la VOX. Siempre hice unos trabajos muy buenos en el colegio, tenía buen material en casa...jiji.
Ai, me dan ganas de traerme la Larousse, rollo sentimental...mmm

(tranquis, la dejaré en casa :P)

Sonja La Roja 30/1/10 20:50  

que bonitos los Catedra, siii, tan negros...Ahora me gustan mucho también los de colores de Anagrama y los blancos de Tusquets"....

A veces,cuando era más joven, fantaseaba con ser de la familia de Seix Barral, y no por la editorial como negocio, sino por todos esos libros que tendrían en casa....que logo más chulo tienen los de Seix Barral, es imposible que una empresa con un logo tan bonito desaparezca....



Yo era de SALVAT, el que no era de LAROUSSE era de SALVAT. Haré alguna camiseta sobre esto también...jeje

un beso!

ANTONIO MARTÍN ORTIZ 1/2/10 19:17  


Vengo del comentario que has hecho en mi blog. También a mí me gusta el tuyo: son como pinceladas diversas de pequeñas joyas, que se engrandecen cuando uno se pone a meditarlas.

Con lo de la cabeza metida en la olla, vete con cuidado, no sea que ofrezcas a tus comensales caldo de ideas.

Ha sido todo un placer conocerte. Te visitaré de nuevo para comprobar cómo anda tu cabeza dentro de la olla.

Antonio


Muy acertado el comentario que haces sobre Safo en mi espacio: hay cosas que, cuando se ponen en marcha, no hay quien las pare. Ya lo decía el Romano Virgilio: La Fama es como un monstruo que está todo lleno de lenguas.

Cordialmente,

Antonio

Carol Blenk 2/2/10 00:42  

PAOLA, yo tengo la Planeta! Son 10 tomos, 3 suplementos y un Atlas! Mi padre la compró cuando tener una enciclopedia era como tener un piano, jajaja. Todos los trabajos del cole, instituto y alguna entrada de la universidad proceden de esas páginas. Pero, ¿dónde metemos dos enciclopedias? jajaja, ¿debajo de la cama? ¿en la cocina? Se van a quedar donde están, eh? ;-)

SONJA, pues yo soy de Larousse! Es justo ésta (la foto es robada, jaja):

http://images01.olx.com.ve/ui/2/90/15/36908515_1.jpg

ANTONIO, agradezco tu visita y tus cálidas palabras. Leyéndote se aprende muchísimo; yo debería volver a estudiar latín, es una pena que no recuerde casi nada de mis años de universidad, en fin... nunca es tarde, ¿verdad?

Besos remil, muacks!

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer