Pequeña tontería gitana a las 14:24 de un viernes

Ahora que ya no me dan miedo
los ascensores
y que he dejado de fumar cuando
no me apetece.

Al mismo tiempo que escribo
como cuando era una cría
y me recetaron un poemilla
cada día
para curarme los miedos
(me duró cinco años la terapia,
lo cual nos da unos 1825 poemillas
escritos con tinta negra
en hojas blancas dobladas por la mitad)

Ahora que es cuando pasa todo
y en realidad no sucede nada
porque nos vemos la misma cara
cada mañana
y tomamos los mismos vinos
en diferentes bares.

No sé si creerme lo que vivo.

Me acuerdo de Gabriel
que se murió a sí mismo
en Sant Cugat.
Y de su foto en blanco y negro
recortada oculta en aquel libro
que a veces releo.

Qué guapo y qué moderno, Gabriel,
con su Poema inacabat,
que me hacía soñar con una Helena
desconocida
pero que imaginaba joven y guapa
más morena que rubia,
alguna compañera de universidad,
probablemente.

Ahora que me quedo alguna mañana
planchando la ropa
-también tu ropa-
y pensando que en otro tiempo
era algo más guapa.

Tonterías gitanas,
que diría mi abuela
si la hubiera conocido.

4 comentarios:

Charm 11/12/09 15:58  

Creo que me gustarían esos "poemillas" que parecen pasar de puntillas y..dejan huella.

jelly 11/12/09 17:51  

Pues yo creo que por tus últimos post (desde hace ya meses) estás más guapa que nunca :)

Leeré más tarde el poema de este hombre llamado Gabriel...

(por cierto, marujona!!) qué imagen la de la detective planchando, qué glamour!!

Ra 12/12/09 15:57  

La cotidianidad tiene sus puntitos de magia.

Carmen 13/12/09 23:38  

1825 uala...

escribir para curarse los miedos, sí, eso me suena .)

a mi me hubiese gustado conocer más a mi abuela carmen, que era muy golosa y muy sincera, dicen todos.

qué gitana eres, cada día se te nota más, detective .)

un besazo, resacosillo

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer