Me dan mucha pena las últimas fotos de Marilyn Monroe que tomó Bert Stern



El caso de Lucía Chanovick es uno de los muchos que resolví allá por el 2007, cuando me dedicaba a la investigación con más fruición que ahora.

Y qué caso más sencillo, la verdad, porque la clave estaba en distinguir entre impotente e imponente. Ella no lo supo ver y fui yo la que llegó una tarde con un maletín repleto de fotos de su hijo perdido y con un par de definiciones de la RAE.

Lucía Chanovick ha vuelto a reclamar mis servicios. La he visto más mayor y menos ingenua. Más alta y menos guapa. Creo que en estos dos años le han pasado demasiadas cosas difíciles de comprender para nosotros, que tenemos los pies más tiempo en el suelo que en el cielo.

Le voy a recomendar que se abra un blog, para empezar. Y luego, ya veremos.

..........................

Serrat me aburre soberanamente pero me encantan las versiones que de él han hecho otros. Qué blasfema, deben pensar muchos.

2 comentarios:

Ra 10/12/09 10:59  

Alma derrotada, vencida, triste, aquí se percibe ya su "no puedo más"....
Su alma era para ser mimada, cuidada, no vejada y violada como fue... qué pena sí... más bien qué putada!

Charm 11/12/09 15:57  

Y sin embargo...hay una belleza extraña en esas imágenes, que destilan el verdadero ser. Sólo para áquellos que sepan ver. Es hermosa, así. Tierna, frágil....digna de un abrazo largo.

Saludos.)

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer