Las flores del cementerio no huelen nunca a nada



Tenía 55 años. Hoy he sido consciente de que mi padre tenía 55 años cuando estaba limpiando su lápida. Como quien lee un titular impactante en el diario y se derrama el café sobre la chaqueta recién limpia. Así de duro.

En el cementerio, todos los ramos relucían al sol. Las flores nuevas, con el papel brillante, parecían escalar en las lápidas más altas. Me gusta entretenerme y mirar los nombres, las fechas, los estilos. Una familia gitana había improvisado un pequeño altar encalando un trocito de pared y colocando objetos que parecían sacados de un todo a cien. A veces visito muertos que no son míos y me detengo un rato, un poco por respeto, un poco por recordar a quien está tan solo.

Siempre hay un detalle que me conmueve. Esta vez ha sido un dibujo hecho a mano por la mano de un niño, en color. Estaba recién puesto, protegido con una funda de plástico, de esas que sirven para guardar dossiers. El dibujo representaba una familia y cada miembro tenía encima su nombre. El pequeño o pequeña había escrito en mayúsculas un mensaje de despedida, con una caligrafía infantil, temblorosa pero más bella que nada.

Y ya no he podido pensar en nada más.

8 comentarios:

Anónimo 3/11/09 15:26  

Carol, qué post tan intenso, qué maravilla que en tan pocas palabras seas capaz de generar tantas sensaciones/sentimientos/recuerdos en una lectora.

Medusa

Charm 3/11/09 15:39  

Emotivo post.
Creo que las flores si huelen...me gusta pensar que es un día, lleno de aromas para los que se fueron. Un recuerdo...como se evoca a una persona en su perfume, aunque ya no esté.
Una suerte de compañía etérea.

Saludos.)

reckoning 3/11/09 18:23  

Más bella que nada.

Paola Vaggio 3/11/09 19:58  

Una de mis canciones preferidas. Ya sabes qué frase es la mía. Te la dedico a ti, pero cambia "books" por mi nombre.

Ave 5/11/09 11:18  

Un abrazo grande.

claradriel 5/11/09 13:47  

Me gusta.

Me llega.

Yo quiero que ALGUIEN me cante eso, así... pero no sirve alguien cualquiera, tiene que ser ese ALGUIEN que no canta frente a mi.

jelly 7/11/09 12:13  

me ha encantado este post, una de las razones, porque yo también estuve en el cementerio donde está mi padre y como siempre me fijé en toda la gente y en las lápidas que indican quién está allí.

A mí me conmovió ver una niña poniendo su foto al lado de la de su abuelo y diciéndole: para que no estés solo que eso es muy aburrido. Y se fue tan tranquila ella. Encantadora.

Me encanta este post por lo que trasmite sus palabras, gran canción, por cierto.

circulopolar 26/11/09 20:05  

El cementerio quizás sea el sitio donde la gente tiene más miedo, en vez de ahi fuera con esos malditos vivientes...

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer