En cuanto publique este post me voy a su lado



Los mentirosos necesitan tener buena memoria. La frase es de Quintiliano. La he visto por ahí.

He cenado un bocata de sobrasada, una ensalada, un kiwi y agua. Llevo más de un mes sin fumar y sin beber. Y no, no estoy enferma. Y no, no es que me lo haya propuesto. Ha surgido así por aquellas cosas de la vida.

Los mentirosos necesitan tener buena memoria. Es ahora, al reparar en ella, cuando me doy cuenta de lo cierta que es esa frase.

...............................

Las palabras comodín son muy peligrosas para la lengua y, por extensión, para los hablantes. Son aquellos términos -sustantivos, adjetivos, verbos e incluso algunas expresiones- que empleamos de manera indiscriminada. Todas aquellas palabras que encajan en cualquier frase o contexto y siempre quedan bien. ¿Cuál es el problema? Pues que no precisan el significado, es decir, que la frase se comprende pero se podría detallar aún más el sentido. Algunos ejemplos (las palabras comodín están marcadas en negrita):

Ese aspecto está poco tratado en el manual.

Pedí una cosa que estaba bien buena.

Voy a hacer mejor el diseño.

Por supuesto, las frases se entienden pero sería preferible redactar algo como:

La discriminación está poco tratada en el manual.

Pedí una paella que estaba bien buena.

Voy a dibujar mejor el diseño.

Si no precisamos, ¿cómo saber a qué nos referimos? En el primer caso podemos estar hablando tanto de "discriminación" como de "crisis económica"; en el segundo, tanto de "paellas" como de "pizzas"; y en el tercero, tanto de "dibujar" como de "trazar".

¿Por qué empleamos tantas palabras comodín? (y me incluyo en la pregunta). Porque es lo más fácil, lo que menos cuesta.

Así en la vida. Nos empapamos de comodines y los empleamos como escudo, como antena, como espada. Para respirar, para engañar, para vestirnos. La salida fácil, sí, pero también la más cómoda.

Y lo complicado es deshacerse de ellos, de los comodines.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer