Cuando me emociono, suelo escribir muy poquito



Cuando te conocí tenías veintipico y eras una pequeña salvaje.
Ahora, te pasas por los pelos de los treinta, pero sigues siendo una pequeña salvaje.

Creo que no te puedo decir nada mejor que lo que cantó Elvis alguna vez, que nunca caminarás sola.

Y ojalá pueda cumplirlo para ti, si es posible, toda la vida.

El regalo

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer