Nunca digas "no me haré otro tatuaje"



Calor. Paseos de más de dos horas. Granizados de limón en el congelador diminuto. Internet por velocidad de descarga. Apuntes de trabajo en una Moleskine.

Me miro a la cara. Poco tiempo, el justo. Me miro el cuerpo. Se me esfuma el moreno, se me cae la piel y el body milk no frena la tragedia. Problemas de hamburguesa, pensarás.

........................

Hoy explicaba una chica en la tele que Tatuaje fue una copla muy transgresora para la época: una mujer bebiendo aguardiente en el bar del puerto, sola, entre tanto marinero, y fumando. Por entonces aquello debía ser alucinante.

A mí siempre me encantó lo de "era hermoso y rubio como la cerveza". Fascinante.

Intento -en vano- escribirte algo así pero no me sale. Sólo consigo que se me escapen los ojos, errantes y perdidos, hacia el norte.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer