Hotel Melancoisla ***



Después de deshacer -una vez más- la maleta, me siento tranquilamente a leer un blog que me tiene bastante enganchada. Yo no soy mucho de hacer propaganda (no por ingrata sino porque sólo leo y sigo la pista a cuatro o cinco) pero pienso que la ocasión lo merece ya que desde el principio me pareció que se trataba de una idea brillante y, sobre todo, original.

Hablo del blog Hotel Melancoisla ***

El blog representa un hotel en el que los huéspedes y el personal se mezclan y entretejen sus historias, pensamientos, divagaciones, etc. El conjunto de los personajes es realmente atractivo y es de valorar la calidad de los escritos.

El hotel es regentado por Clara Monforte y el 30 de julio inauguraba su diario con estas palabras:

Me llamo Clara Monforte y hoy empiezo a escribir este diario, después de haber cocinado 1 kg de espaguetis al burro, o mejor dicho, a lo burro. No suelo hacerlo, si mi tío me viera en los fogones se indignaría, pero a mí me gusta meterme en la cocina del hotel de vez en cuando. Hoy he hecho mi plato de pasta preferido para los días que pasan sin más, para los días que parecen no contar en el calendario -aquí hay muchos de esos-.

El día de mi noveno cumpleaños me puse enferma de la barriga y mi madre me preparó un plato de pasta blanca, me contó que en Italia se llamaba “al burro”, que quería decir mantequilla, ya que era su único ingrediente. Era el plato de pasta más suave que conocía.

Me gusta comer espaguetis al burro cuando algo falla. Entonces era dolor de estómago, ahora es un dolor de los que deben tener los poetas, dolor en el alma. Para ellos cocinaría toneladas de espaguetis al burro, para que se pusieran buenos, los poetas, y escribieran únicamente sobre las ventajas de vivir en una isla como Alejandra, porque yo, sinceramente, no encuentro ni una, pero he de fingir continuamente ante los clientes. Ellos llegan aquí ilusionados y se van del mismo modo. A todos les gusta la isla, yo la detesto. Ojalá un día mi odio se convierta en amor y los espaguetis al burro únicamente sirvan para celebrar la dicha.


En resumen, que recomiendo la lectura y seguimiento de Hotel Melancoisla ***.

Ah, y agradecer la idea a la mente siempre inquieta y fulgurante de Paola Vaggio, que administra todos los hilos y se encarga de que la maquinaria siempre funcione.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer