Pequeñas palabras para terminar una semana interminable

Llevo tres días sin salir de casa. Ayer tuve fiebre y hoy tengo la garganta dolorida como si me hubiera tragado un cactus.

Y eso que nunca me quejo de nada.

Pero es que ni siquiera tengo ganas de escribir. A veces, cuanto más te obsesionas por algo es mucho peor. No levanto cabeza.

Y eso que nunca me quejo de nada.

Pero hoy hubiera vendido mi alma por un abrazo.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer