Qué bueno es El Retrato de Dorian Gray, debería ser lectura obligada en secundaria, y menos plan Bolonia



Que todo es respetable, de acuerdo. Pero me sigue pareciendo ridículo que te tengan que gustar las cosas que le gustan a la mayoría de personas. Los escritores altísimos y elevadísimos, los cantantes que llenan estadios de deporte… para qué seguir, ya se sabe a qué me refiero.

................

Cada vez tengo menos casos que resolver. O la gente no confía en mí, o se ha escampado el rumor de que no soy demasiado buena con los finales, no lo sé. Lo cierto es que me duele bastante, a pesar de que trato de que no se me note lo más mínimo. ¿Por qué, no obstante, se me dan tan bien los inicios?

................

Debería haber tenido más cuidado en el último caso. Esa tipa ha hablado de más y ahora media Barcelona sabe que a veces se me va la mano con el vodka. Esa tipa está resentida conmigo porque no he sido capaz de hacer que regrese su antiguo amor. No comprende que los antiguos amores no vuelven sino en pesadillas.

Pero claro, quien no quiere creer en algo jamás va a dejarse convencer por otros.

................

Pienso demasiado (en) estos días.

Recuerdo cuando mi hermano contaba que había ido a un concierto de Bob Marley. Y a mí, una pequeñuela de seis o siete años (no más), aquello me parecía la hazaña más hazaña del mundo. Le envidiaba, le admiraba. Miraba la entrada del concierto a hurtadillas porque sabía que la guardaba en el cajón de su mesilla de noche.

Me encantaría saber si aún la conserva.

...............

Por suerte, tú yo no hemos perdido el sentido del humor. Espero que eso no suceda el día en que se me nuble la firma y me vea más alta. O más rubia.

Cuatro razones para reírse una cuando está sola:

Me encanta esta tipa. Rubia, pija y vasca. Es genial. El videoclip rollo road movie con chuchos no tiene desperdicio. A mí me sigue pareciendo guapa, lo siento.

Qué blando, qué típico, qué aburrido. En definitiva, qué pesado.

Me gusta verlos juntos. Y los que los critican es que son unos envidiosos. Qué sexi esa manera de tocar la guitarra juntos.

Y recordar cuando era una cría y las sábanas blancas volaban cada vez más blancas en una terraza de Andalucía. Y los Hombres G eran nuestros Beatles.


PD: Y hay un antes y un después del tema de Bob Marley que encabeza el post.

Have no fear for atomic energy,
cause none of them can stop the time.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer