Intento dejar pistas pero a veces nadie las pilla, ni que hablara en francés (¿quiénes son los tipos de la foto en blanco y negro?)



El teclado del ordenador está helado. En la calle no hay nadie. Mi botellín de agua tiene hielo. No puedo beber. Ni pensar. Ni cortarme el pelo.

Llevo cuatro días intentando saber cómo funciona el termostato de la nevera. No entiendo bien el mecanismo y creo que me confundo: trato de subir los grados pero los alimentos cada vez están más congelados. Ni siquiera puedo echarle tomate al pan, se ha convertido en puro hielo.

Eso es típico en mí. No entender las cosas más simples y ser, en cambio, una experta en casos complicados.

Y hablando de casos, me siento mejor desde que dejé algunos casos aparcados. Sólo me hacían daño. Ahora, si algo me duele, que sea ese algo, no ese algo invisible.

Hace mucho frío, no me extraña porque tengo la nieve muy cerca de casa.

Y no puedo dejar de pensarla antes de irme a dormir.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer