Hoy me han dicho que estoy más delgada, a pesar de que me he vuelto adicta últimamente a los donuts minis rellenos de chocolate (no me culpo)



Lo que son las cosas. Me han propuesto dar dos clases justo el mismo día y a la misma hora. Una es de la asignatura de "Pistas ocultas en apartamentos de sesenta metros cuadrados" y la otra es de la asignatura "Seguimiento de esposos y esposas infieles por la ciudad". Evidentemente, no podía dejar tirado a mi jefe así que he llamado a la tipa que me había propuesto dar la otra clase para decirle que me iba a resultar imposible.

- De acuerdo, Blenk, no se preocupe, ya buscaremos una sustituta.

Me ha fastidiado bastante porque me gustaban mucho esas clases ("Seguimiento de esposos...") pero no puedo desdoblarme en dos hasta ese extremo. Me he pasado la tarde pensando en cómo sería la sustituta. La tipa me ha dejado claro que buscarían a una "ella" y no a un "él". Lo hace aposta porque todos -y digo todos- los alumnos son chicos. Una profe le da más juego, siento decirlo, pero es así y no hay más.

Nadie es imprescindible, vaya tópico más manido, ¿verdad?

.................................

Por otro lado, anoche estuve unas dos horas dudando acerca de si debía o no apagar el ordenador de forma brusca porque se me había colgado al actualizar un software. La decisión consistía entre apretar el botón de encendido o dejarlo allí toda la noche tal y como estaba.

Y al final lo apagué cerrando un poquito los ojos.

En esta vida pasa lo mismo (ya estoy buscando paralelismos, cómo me gusta). Hay situaciones que deben apagarse así, de manera brusca, sin miedo, porque si no se hace de esa forma, sucede que te quedas parado, colgado, pero colgado de nada en concreto.

No sé, a veces escribo aquí cosas que luego me da apuro volver a pensarlas. Las escribo siempre de noche y por la mañana nunca recuerdo lo escrito. No exagero, este blog es un poco como un sueño -en ocasiones más pesadilla que sueño- porque nunca releo y tampoco entiendo muy bien qué es lo que acabo explicando.

Supongo que trato de ordenarme la mente. Y los apuntes del trabajo. Y la cafetera. Y las gafas que curan la miopía.

Jamás había deseado con tanto empeño el fin de octubre y de noviembre. Jamás.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer