Hasta siempre, gigante



Querido Sergio,

Me lo ha dicho esta tarde un compañero en el trabajo y he tenido que aguantar el tipo hasta la hora de terminar. Te has ido sin avisar, como se van los valientes. Te ha fallado el corazón, como les falla a los que lo tienen de gigante.

Nunca te hablé porque me parecías demasiado sublime, qué tonta. Te veía en los conciertos, o sentado hablando con los fans y yo sólo te podía mirar desde lejos, admirada. Escribías como un dios, componías como un salvaje y todo eso se quedará para siempre con nosotros.

Qué miedo da morirse, Sergio. Qué miedo. Y yo preocupada porque tengo cinco pares de pantalones que no puedo ponerme porque me he engordado. Y yo preocupada porque puede que me echen del trabajo. Y yo preocupada porque no conduzco.

Y si tienes corazón de gigante se te puede parar cualquier noche.

Fue una suerte estar en vuestro bonus track.

Hasta siempre, gigante.


No, ninguno de nosotros estamos hechos con frío.


Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer