Todas las zorritas se han hecho amiguitas



Con un título tan poco glamuroso está claro que no me voy a ganar un hueco en el cielo. Y que, posiblemente, ningún editor despistado se fijará en mi cara y me dirá algo así como "nena, creo que deberíamos quedar mañana a las once en mi despacho". Carol, que te quedan veinte minutos para irte a trabajar, pero antes debes soltarte el pelo, cambiarte de zapatos y fumarte un piti.

Hay sucesos en la vida que merecen darle al pause y quedarse un poco estática, tan sólo un poco. Me descojono. Los pelos se me ponen de punta y me como mis propias pestañas como si fueran chicle. De hierbabuena, por favor.

Estoy dudando entre sacar la metralleta o la pistola de bolsillo. Me juré que no iba a volver a las andadas pero es que... en fin, que debe ser culpa del cambio climático.

Por una casualidad, he vuelto a pensar en la Srta. Amapola. Qué guapa, qué fría, qué inteligente, qué mala. Qué todo. Y en sus ojos impasibles volviéndome del revés las camisetas y el gorro del abrigo. Si mañana nevara, me escaparía a romper a pedrada limpia algunos cristales de algunas oficinas de algunas empresas de algunas personas.

"Volverme guapa y tú guapa conmigo", qué gran frase. Y es que a veces hay que rebuscar en la basura para encontrar algunas joyitas.

Otras veces, la basura te la encuentras entre las joyas.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer