¿Dónde está aquella niña de cara blanca?

Hay canciones que resulta imposible escuchar sin asociar a algo concreto. Yo no puedo dejar de pensar, por ejemplo, en La ley del deseo cuando escucho Lo dudo, de Los Panchos. O en una de las canciones más sensuales del mundo cuando pongo Hey, de los Pixies.

Tengo la costumbre de secarme el pelo sólo con un pantalón de pijama puesto, o sea, de cintura para arriba desnuda. Siempre lo hago frente al espejo. Esta noche me he visto como una tipa bastante sensual así que me he reído de cosas que sólo yo conozco y me he puesto a disparar con el secador al último bote de Chanel.

El peligro de los secadores-pistola.

¿Alguna vez he confesado el miedo que tengo a que algún día me explote el secador en la mano?

De momento no lo ha hecho. Pero hoy me ha explotado otra cosa, invisible.

A veces me pregunto
de quién sera el fantasma
que te ha tapado los ojos
para que no veas nada.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer