Hoy mismo empiezo a redactar una lista de buenos, por si hay que salvar a alguien, que sean los primeros



(Un día, James Dean entró en una tienda de ataúdes y probó algunos modelos. Estuvo un rato dentro de uno, justo en el escaparate, de modo que la gente se detenía a mirar. Siempre fue un exhibicionista. Tal vez nos parecemos en eso.)

Hoy he conocido a una chica que había perdido el olfato en un accidente de moto. Es una larga historia pero tan sólo me voy a quedar con la introducción, pero muy resumida, que algunas cosas no conviene airearlas. Ha perdido toda noción de perfume, fuga de gas o pétalo de flor. Eso ya no entra dentro de su jerga. Le da igual fumarse un cigarrillo rubio que uno negro.

Hemos compartido una comida rápida pero intensa. Y yo he vuelto a emborracharme a la hora de los cafés...

.................................................

Me ha confesado que los blogs le transmiten olores visuales. Le he dicho que eso ya tenía un nombre, que lo que tenía era una experiencia sinestésica pero me ha respondido diciendo que me dejara de recursos retóricos, que mi blog olía a pólvora y a tabaco aromático.

Me he quedado a cuadros.

Y después he salido corriendo. No quiero más problemas. No quiero más problemas. Lo repito como un credo. Un credo bueno.

De vuelta a casa he hecho una lista mental pensando en enviártela, pero no tenía dinero para chantajear a ninguna paloma mensajera así que me he metido en un café y he gastado casi tres servilleteros:

A veces me da pánico el futuro.
¿Por qué no me hacen fija en ningún trabajo?
Sigo sin hablar por los codos cuando se supone que debo hacerlo.
Echo de menos vestirme de negro hasta el flequillo.
Pero si no tengo flequillo.
Pues entonces echo de menos tener flequillo.
Sólo leo los blogs más estupendos del mundo.
Qué rabia que a veces nos contaminen los peores blogs del mundo.
Hay personajes que no deberían salir nunca de la ficción.
Ni de su pueblo.
Me gusta mucho comer chocolate de cereza y guindillas.
Tengo ganas de beber más de la cuenta en la cama, con ella.

Un día más. Un día menos. Cada vez pienso en menos gente de la que me hizo daño. En una semana, el tiempo se nos para. Cierro y apago.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer