Tengo diez minutos y una canción de los Stones para escribir este post



Algunas noches me pongo tu camiseta roja para dormir. Como para estar más cerca. Como si aún oliera a ti después de cuatrocientas treinta y dos lavadoras. Este mediodía he estado al borde la locura amorosa, casi me caso contigo y he estado a punto de llamar a tu casa para hablar con tus padres.

Me encanta saber que cuando tú estabas en el instituto -pasando el tiempo tocando la guitarra, en tu grupo- yo me besaba con una morena gilipollas y guarra en segundo de carrera.

Cómo no enloquecer en este jueves desquiciado y desquiciante. Cada semana se compone de una cuenta atrás para lamerte el cuello y las orejas.

Ya no hay enemigos, ni zorras, ni extraños en nuestros sueños. Abro los armarios y veo una ropa interior digna de desfile. Dormir contigo sigue siendo una fiesta después de todas estas lluvias y sequías.

Ahora me jacto de levantar la mirada sin miedo ni vergüenza. A ver quién se atreve a replicarnos.

Este fin de semana no lo pasaremos con Jimena ni con su hermana, Paola junior. Road movie en italiano.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer