Qué ganas de ir a las rebajas...¿o es que una detective no tiene derecho a rebuscar trapos?



He pasado dos días sin comer; no por gusto, evidentemente. He estado algo enfermucha y de muy mal humor, me he pasado estos últimos días con la pistola entre los dientes y jurando y rejurando en alemán clásico (del que nadie entiende). Hoy he vuelto a civilizarme y me he preguntado: "A ver, Carol, ¿qué tanto por ciento de tu alma está aún vagando por los infiernos?".

No os hagáis nunca preguntas del tipo qué pasaría si...

Así que he dejado las cuestiones trascendentales y me he puesto a mirarme en el espejo. Podría cortarme el pelo al uno, o tal vez hacerme otro tatuaje. Podría. Pero no lo voy a hacer porque las tías tías llevan el pelo largo (ui, ya sé, ya sé, me estoy quitando lectoras, jaja) y el tema tatuajes está demasiado manido.

He dejado de mirarme en el espejo y me he metido en la cama pensando en la comida de mañana. Me he tenido que levantar para elegir la ropa. Estos rituales no los cambio por nada del mundo.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer