De los tres tenores, sin duda, Pavarotti es/fue/será el mejor

otra noche de hotel

- ¿Me acompañas a comprar la cena?
- ¿Qué cena?
- Pues la de fin de año, tengo que prepararla yo porque ella estará trabajando hasta tarde...

Yo, la amante, debía acompañarla a comprar la cena de fin de año que ella iba a pasar con su pareja. Con su pareja legal, se entiende, que yo era la ilegal. Pero aquello era demasiado así que no accedí. Me fui para casa y no recuerdo bien a qué dediqué aquel tiempo. Supongo que se me fue la mano con las existencias del mini bar.

Si aquel fin de año me hubiera muerto no habría pasado nada extraordinario. Me daba lo mismo todo, así que no pensaba en testamentos ni en novelas torturadas inacabadas. Pensaba en mi cara de detective asustada y pequeña. La que nunca era la primera de la lista, la que nunca era presentada en sociedad, la que nunca salía en las fotos enmarcadas.

Aquel fin de año ella fue consciente de que me quería a mí. Que le suponía un infierno aquella cena. Que le dolía saberme sola en casa, celebrando la derrota y comiéndome los confettis del suelo.

El papel de la amante es jodido. El papel de la que tiene un amante es jodido. El papel de la que soporta los cuernos es jodido. Todos sufren.

Aye me tomé un par de copas antes de ir a trabajar. Supongo que mañana haré lo mismo.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer