Nunca recuerdo los números de las habitaciones de hotel



Hoy ha llovido con tacañería. Ni siquiera he tenido que abrir el paraguas. Los últimos meses del año se ven cuesta arriba si llevo las gafas puestas. Si me las quito, no veo apenas nada y soy capaz de emborracharme con la más mínima dioptría.

Últimamente, siento una especie de asco del pasado que me inquieta. Llevo días borrando pistas y limpiando las ventanas de casa. Ella es lo único limpio que ha habido en mi vida. Lo único que me salva del pasado. Si pudiera rebobinar mi vida, a ella la metería como quien inserta un fotograma determinado en la banda de la película. Nunca fui buena haciendo montajes, ni editando, ni grabando tomas. Yo era de las que hacían las prácticas en directo y aún mantengo esa costumbre. Hacer las cosas en directo tiene su parte buena y su parte mala.

A veces tengo la sensación de que se me cuestiona demasiado. Me cuestionan conocimientos, hábitos, formas de ser, palabras, gestos. Qué ganas de sacar la pistola. Los días se salvan por pequeñas pistas que encuentro y que me hacen pensar en que no todo está perdido, en que aún hay gente que merece que la des una oportunidad.

Mi momento feliz ha tenido lugar exactamente hoy a las 10:35 de la mañana:

- Carol, ¿es que eres de Madrid?
- Eh, pues no, ¿por?
- No, porque como eres laísta.

Lo que siempre había soñado se ha cumplido. Puede decirse que ya soy laísta oficial. Y no ha sido nada impostado, ha sucedido de forma natural. Qué curioso. Ya no luchaba por ello y mira por dónde, ahora creerán que vengo del país de los laístas.

A lo mejor ser laístas nos hace fuertes. Debería considerarlo.

Ya tengo la agenda nueva. Es roja, tamaño bolsillo y con vista semanal. Todo lo contrario a lo que estaba acostumbrada.

PD: Tened cuidado con "robar" fotos de Internet. Ayer recibí un mail de una tipa inglesa que me pedía que quitara una de sus fotos de mi blog. Sorry, my darling, perdona por ser tan miserable de lucir tu foto en mi blog, espero que no hayas dejado de ganar dinero por mi culpa y siento mucho el haberte ofendido o el haberte robado ancho de banda de tu espacio. Bla, bla, bla.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer