Nunca me he besado con ninguna rubia pero ahora eso ya no importa, las rubias han dejado de ser mi mito (han tenido que pasar todos estos años)



Hemos pasado cuatro días en Rovaniemi con la sonrisa del sur bien puesta. No hacía frío así que nos hemos paseado por las calles sin el escudo de los abrigos. En Rovaniemi hemos bailado como dos crías, nos hemos besado en las barras de todas las discotecas de la ciudad y nos hemos bebido más de doscientas cervezas.

Mañana tengo que volver al trabajo pero ahora ya no es como antes. Ya no me preocupa ser una tipa respetable y responsable. Ahora me importa más colocarme bien el sombrero o atarme bien los zapatos. Que mi abrigo esté bien limpio y ordenar el cajón de la lencería.

En Rovaniemi hemos hecho varios amigos. Nos han invitado a sus casas y hemos probado sus comidas. Ha sido duro despedirnos de todos ellos.

Soy una novia algo macarra, lo reconozco. Me he puesto a pensar en esto justo a las 01:33 de la noche. Mejor ser algo macarra que algo indiferente. Mejor reconocer los kilos que nos sobran y no falsear los que nos faltan. Qué ridícula me pongo cuando hago filosofía bloguera.

Mañana me levanto a las 07:30 h. A veces me pregunto a qué hora se despertará el resto de personas que me rodea.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer