No es suerte



Estornudo de tanto enamoramiento que llevo dentro. Me escuecen los ojos y tengo la nariz roja. Mi lado torturado se venga así de mi propia felicidad. ¿Que qué suerte tengo? No, me niego, me niego a la suerte, siempre se lo digo a Laura. No es suerte, es merecido.

Estoy en directo. Un autobús sube por la calle como un preso que lleva cargando piedras a sus espaldas durante cuarenta largos años. Yo también me siento un poco así, salir de noche ya no es lo mío. Fuimos a esos antros de moda en los que yo nunca he estado de moda, ni ganas, pero ahora es diferente porque voy con Laura y con ella todo es nuevo, hasta el rito más antiguo. Se me abre el mundo como a Ali Babá la cueva. Lo malo son los ladrones... Ojalá pudiera volver a atrás para protegerla de todos los ladrones de mirada turbia que durmieron en su cama.

Ella llevaba la cola y el tupé más alto y yo me sentía así la más afortunada del planeta, como en un sueño de ojos abiertos. La quiero para mí siempre.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer