Tal vez pille una sobredosis de juanolas si sigo con este ritmo, fantaseando con mi presente mientras trabajo con cara de sonámbula



He vuelto, por unos momentos, a mi pasión por las listas absurdas. He hecho una de mis defectos y me he vuelto del revés para disimular la vergüenza. Pretenciosa y borde. Desorientada y melancólica. Joder. Llevo demasiados días tosiendo como consecuencia de un resfriado. Ingiero una dosis de pastillas juanolas que empieza a ser preocupante, porque estoy dejando de comer -he perdido el apetito, todo me sabe a regaliz- y comenzando a tener alucinaciones. Rollo droga lisérgica, tal vez. El caso es que mi madre me ha llamado para preguntarme qué tal, para ver si ya se me había caído el bronceado y desteñido el pelo rubio. Y para cantarme la canción de Lennon de turno, una tradición que a veces se hace pesada, sobre todo cuando tienes ganas de colgar para no llegar tarde al trabajo. Detesto la impuntualidad. Y a las personas que no reconocen nunca que están jodidas, sí, esas son las peores. Si es que yo siempre fui más cercana a los segundones, a los perdedores, a los que están mal y se regodean en ello. Los que machacan mil veces con la misma historia del pasado, una y otra vez. Los que reconocen que se han quedado sin amigos por ser demasiado asociales.

- Mamá, oye.
- ¿Qué pasa Carolina?
- Que...tengo miedo, ostia, mucho miedo.
- Pero hija...yo...

Y le he colgado. He empezado a sudar del pánico y he tenido que salir de casa como alma que lleva el diablo.

Y entonces he visto que no tenía dónde ir. Una detective despeinada, con la gabardina sin botones -me los he comido en pleno ataque de furia triste- debe ser algo patético, sin duda. Así que me he sentado en un banco y me he puesto a fumar con los ojos medio cerrados. Me he puesto a pensar qué haría si tuviera dinero... He sido tres minutos y veintinueve segundos algo más feliz pero después he vuelto a verme las manos y me he quedado medio muda.

Mi madre me ha enviado un sms justo en ese momento: t he pagado 2semans n un monasterio,todo incluido.ve y curate,hija.

Tengo toda la noche para pensarlo. Pero no voy a necesitar tanto tiempo. He decidido irme, esas dos semanas puede que me ayuden a recuperar los botones de la gabardina. Poco equipaje. Algunos libros y una foto de Laura.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer