Si yo fuera otra, nunca quedaría para conocer a Carol Blenk



Llego al viernes con una conclusión en la cabeza y con la estúpida necesidad de dejarla por escrito. Soy una tipa rara. Y asocial. Ya lo intuía pero esta mañana se me ha confirmado del todo. Una compañera de clase ha llegado besando a todo el mundo. Menos a mí. Es que es la típica listilla que se ha leído todos y cada uno de los clásicos de la literatura de ayer y de hoy. Mentira. Siempre miente, que yo lo sé. Me he puesto a hablarle de literatura magrebí y entonces se ha tenido que callar. Imbécil, eso es demasiado marginal para ti, ¿verdad? En tu lista de escritoras superfeministasdelaostiatodasellas no cuentan las tipas con velo. Qué gorda me cae esa tipa. Y encima va de tía buena. Juas. Después la gente se ha puesto a hablar de hacer la típica cena de fin de curso y bla bla bla. Que si tú me llamas, que si yo te envío un mail, que si tal, que si cual. Y yo sólo tengo el móvil de dos personas. No soy nada popular. En esas pelis americanas del domingo por la tarde, yo nunca interpretaría a la reina de la fiesta de fin de curso. Yo, sin duda, sería la sola que bebe en un rinconcillo, que fuma a escondidas y que suspira por la guapa del grupo. En fin.

Prefiero ser una borde y una asocial pero ser transparente. No dar una imagen irreal de mi persona. Reconocer que debo ser una egocéntrica acabada ya que me paso todo el blog hablando de mí y de mis historias. ¿Y qué? Antes prefiero eso que pretender pasar por la tipa más liberal del mundo, la que más sale, la que más se emborracha, la que más colegas hace gracias al blog. Lo más triste es creerse uno mismo todo eso y más. Fardar de que uno se va a comer el mundo cuando sale de fiesta cuando ni siquiera se ha emborrachado una sola vez en su vida. Me dan mucha pena esas personas. Y no es que yo esté por encima de todo eso, claro que no. Pero no voy de nada. En realidad, hoy me he dado cuenta de que Carol no es tan personaje como yo me creía. Cada vez nos parecemos más. O ella se asemeja a mí. No sé. No quiero pensarlo.

Ayer no debería haber redactado ese mail. El amor me pierde, está claro. Aunque lo volvería a hacer.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer