Nos han regalado un billete de metro de diez viajes sin estrenar



La 01:02 h. Es un buen momento para cenar. Estrenamos junio y ya estoy deseando que se acabe. Abril es el mes más cruel y junio el más estresante. Tengo tanto trabajo pendiente que no sé por dónde empezar. Pero no pienso sentirme culpable por estar aquí escribiendo mientras se me pasa la noche. Ni hablar.

Hago mentalmente una lista de cosas para almacenar/reservar/modificar. No la escribo porque es demasiado íntima y salen imágenes que las quiero para mí sola. Egoísta y sola. Toma ya.

Esta tarde he sentido una punzadita pequeña en algún lugar entre el cuello y el ombligo. Pero ha sido tan leve que no me he asustado. Antes -me conozco- habría sido mucho más dolorosa y ya me habría puesto a partir sandías a patadas. Ahora me limito a respirar hondo y a repetirme una frase de cinco palabras y veintiséis letras. Es mi frase. Bueno, en realidad es su frase, pero ella me la deja pronunciar porque sabe que conozco realmente su sentido.

Estoy salvada, así que no vale tener miedo ni inseguridades.

Las 01:06 h. Ahora sí me voy, por fin, a cenar.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer