La envidia es mala



Hay gente que no acepta la realidad. Hay gente que daría la vida por conseguir lo que otros tienen. Hay gente que opina de las relaciones de otros sin tener ni puta idea de lo que esas relaciones significan. Hay gente que no respeta las historias ajenas. Hay zorrillas invisibles -pero no por ello menos reales ni peligrosas- a las que les encantaría que yo diera un resbalón.

Queridas zorrillas, ni un sólo segundo he bajado la guardia. Ni pienso bajarla. Ni un sólo día, ni una sola noche. Cuidado. Si atacan lo que más amo, si talan un árbol y me lo ponen en medio del camino para impedirme el paso, no respondo. Quito el árbol y vuelvo a plantarlo. Y a mí no se me detiene tan fácil.

Todo lo que tengo es porque me lo he ganado, queridas zorrillas, no he robado nada, ni tengo la suerte de los que juegan a la lotería. Y si no lo aceptáis, peor para vosotras. Yo sigo durmiendo acompañada.

Esta noche me voy con Ewan a dar una vuelta. Cada vez somos más amigos. Nos llevaremos la katana, las pistolas, las listas y un par de bolis rojos.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer