Y el que huye con el corazón roto encontrará por las esquinas al increíble cocodrilo quieto bajo la tierna protesta de los astros



Las 12:54 AM. Llaman al teléfono.

- Sí?
- Carol, hola.
- ...hola...
- ¿Me conoces?
- Ummm...ah, sí, claro, Ewan, qué tal?
- Ya ves, más o menos...
- ¿Pasa algo?
- ¿Qué hacías, Carol?
- Pues nada importante, la verdad. Retardando la redacción de un mail que no sé cómo empezar...pero bueno, aquí estaba, rollo sola, que me gusta tanto...
- Joder, Carol, tú no aprendes.
- Está claro que no, ¿qué pasa, Ewan? ¿Estás bien?
- Estoy muy jodido...

Ewan se echa a llorar y yo me quedo callada. Cuando alguien me llora por teléfono yo no sé nunca qué decir ni qué hacer. Yo no lloro por teléfono, siempre cuelgo antes, justo cuando el nudo en la garganta aparece. Pues eso, que él se pone a llorar y yo, mientras, me fumo un cigarro.

- Carol, ¿me oyes?
- Te oigo.
- ¿Podemos quedar?

Uf, es la una de la mañana, no me apetece salir pero no le puedo decir que no.

- Vale, nos vemos de aquí un cuarto de hora donde siempre.

Siempre me ha gustado la expresión "donde siempre". Da seguridad, algo de lo que solemos ir faltos.

Un rato después llego al bar donde habíamos quedado pero, ante mi sorpresa, no van a hacer un aeropuerto, no. Ewan me ha dejado tirada pero ha tenido el detalle de dejarme un sobre encima de la barra. El camarero me lo entrega con su cara más borde. Lo leo. Sólo hay un poema. Típico de Ewan, le encanta hacerse el interesante.

obedezco
obedezco
obedezco
obedezco

de la cabeza a los pies
las patadas de mi bestia
pero cuando subo la cuesta de las lágrimas
y remonto los siete suelos de mi tierra
un vuelo de castañuelas
en mi sangre se levanta
y cambian de dirección
mis querencias

sobre la curva del suelo
y bajo el firmamento
siento que me atrae
todo el Universo.

Ummm. Val de Omar. Me gusta. Extraño e hipnótico.

Vuelvo a casa. Es muy tarde, pero aún no han dado las dos. La noche va a ser muy larga.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer