Pensar és la forma més sofisticada de mentir, que diría Quimi Portet



Pues sí. Veo a los becarios y me muero de la envidia. Ya, que ya sé que no todos gozan de privilegios pero en mi mente los imagino disfrutando de todo lo que tienen: casi las 24 horas para investigar, ningún trabajo serio ni respetable, pocos años, etc. Yo nunca pude ser becaria. Nunca me pude dedicar a investigar en cuerpo y alma. Tuve que alternar trabajo y estudios desde los diecisiete años y eso...quema un poco el cerebro. A veces me pregunto qué habría sido de mí si hubiera sido becaria. Tal vez tendría un currículum ya cerrado. Tal vez tendría más dioptrías. Tal vez no sabría cómo jode tener que trabajar los sábados. No sé.

Pero uno no puede cambiarse la vida como quien se cambia de vaqueros o de camiseta.

Uno de mis sueños sigue siendo poder retirarme a un monasterio durante un tiempo. Encerrarme a leer, a escribir, a comerme la cabeza o simplemente a respirar mientras cierro los ojos. Cómo me gustaría poder hacer eso. Uf.

...................................

Hace algunos días me ha vuelto, así de repente, un poema de Jacques Prévert que me impactó muchísimo en la época en que lo leí. Como soy una inculta que lee a los poetas traducidos -al igual que las pelis, sí, las veo dobladas, ¿nadie me va a crucificar?- he recordado uno que se titula "Desayuno" y que me parece increíble...

Echó café
en la taza.
Echó leche
en la taza de café.
Echó azúcar
en el café con leche.
Con la cucharilla
lo revolvió.
Bebió el café con leche.
Dejó la taza
sin hablarme.
Encendió un cigarrillo.
Hizo anillos
de humo.
Volcó la ceniza
en el cenicero
sin hablarme.
Sin mirarme
se puso de pie.
Se puso
el sombrero.
Se puso
el impermeable
porque llovía.
se marchó
bajo la lluvia.
Sin decir palabra.
Sin mirarme.
Y me cubrí
la cara con las manos.
Y lloré.

Siempre me fascinó ese poema. En realidad, ahora debería escribir sobre una historia de amor interrumpida, sobre un enigma que aún no he sabido aclarar. Pero es tan tarde que se me caen las vocales y los párpados...Y la historia es tan buena que merece ser contada con calma, con tranquilidad. Otro día la recuperaré.

Menos mal que el viernes me voy a la playa.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer