Haku no recordaba su nombre



Kohaku era el verdadero nombre de Haku, pero él no lo recordaba. Tuvo que llegar Chihiro para recordárselo y para que él se reconociera.

A veces nosotros también olvidamos nuestro nombre real.

Cuando la conocí, yo era como Haku. Mi nombre iba perdiendo letras y yo sin darme cuenta. Y cuando a un nombre de tan sólo cinco letras le pasa eso…es difícil aguantar en pie. Pero lo hice a fuerza de resolver casos y casos. Hasta que un día la vi plantada delante de mí, mirándome con los ojos más limpios y preciosos del planeta Tierra y diciendo:

- Carol.

Y decir Carol era como decir Kohaku. Mi viaje había empezado en aquel instante. Y yo lo sabía.

Ahora me levanto y la veo vistiéndose con la ropa que tanto me gusta. Cuando vuelve de cazar algo para desayunar yo tengo preparado el café y a veces suena Tachenko y a veces suenan Los Planetas. Nos reímos como el primer día. Nuestros diálogos siguen siendo tan surrealistas como siempre.

Me conmueve saber que ella existe. Que no he tenido que viajar a Laponia sola. Que tengo una cabaña creciéndome en la cocina. Que picar hielo a las doce de la noche puede cabrear a mis vecinos.

Que me tiemblan la piel y las cuerdas vocales cuando me besa.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer