Eran las 8:35 de la tarde del primer día cuando salía de Munich, y llegaba a Viena a primera hora de la mañana siguiente.



Tengo algunos dientes nuevos, no todos, unos pocos tan sólo. Ahora ando algo preocupada. ¿Sabré comer? ¿Conseguiré seguir fumando como hasta ahora? ¿Podré beber directamente de las botellas de cerveza? La dentista ojos polniuman me ha dicho que no me preocupe, que dentro de unos días todo será como antes, normal. Le he dicho que a mí lo de las muelas y los dientes me parece como un puzzle, que a veces cuesta mucho que te encajen todas las piezas. Sus ojos se reían por encima de la mascarilla. A mí no me gustan nada los puzzles, me parece un entretenimiento bastante tonto, la verdad. Sobre todo si luego lo pegas a una tabla de madera y lo cuelgas en la pared del comedor. Joder, qué preciosidad. El número de piezas es inversamente proporcional al de...

En el fondo, a mí lo que me angustia son los besos. ¿Cómo se debe besar con dientes nuevos?

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer