Mi lince ibérico seguro que sigue escondido en algún lugar de Madrid... ojalá pudiera arroparle esta noche



La gente que vuelve a casa en el tren de las ocho no parece desear volver a casa. Sus caras son tan inexpresivas como un día corriente que se ha quedado atrapado entre dos festivos.

Si tú me esperaras en casa, aceleraría los trenes hasta que las vías saltaran por los aires.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer