Siempre vuelvo a las listas en según qué momento que paso de especificar porque si lo hiciera este título sería demasiado largo



Una vez un profesor me escribió -como crítica- en un trabajo una palabra que me dejó, para siempre, marcada. Recuerdo que yo debía tener unos once años más o menos. Pero por aquella época los profesores te trataban como lo que eras, y los planes de estudio no estaban pensados para imbéciles como ahora.

Lista de cosas que me sacan de quicio:

- Confundir el champú con el gel una vez que ya tengo la mano llena de producto
- Los que se piensan que su trabajo es mejor que el tuyo porque ellos sí están fijos
- Escuchar una emisora de radio mal sintonizada
- La gente que va de enteradilla sin tener ni idea de nada
- No llevar encendedor
- Que de repente salga agua fría en la ducha
- Quedarme sin batería en el móvil
- Los que no se cabrean nunca
- Los que no dicen tacos
- Los que no son racistas con los inmigrantes pero sí con los gays
- Ir en el autobús y que me de un ataque de claustrofobia
- Que escuchen lo que digo cuando hablo por teléfono
- Esas motos de mierda que hacen un ruido tremendo con sus tubos de escape de mierda
- Hacer una lista y no ser capaz de llegar a quince

La palabra era "prolijo". Ahora entiendo que lo de la dispersión ya me viene de hace mucho tiempo.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer