Claro y meridiano como lo siento



Te escribo de urgencia desde el trabajo. Cinco minutos antes me llamas, te hablo, me cuentas, te respondo. Qué pena que yo no sea doctora, qué pena, qué pena. Que no te pueda aliviar con una novela de doscientas páginas como esas que leía cuando leía ficción. El móvil se me está muriendo, las cosas se mueren. Las guapas no se mueren. Qué suerte tienes, niña, qué suerte. Yo nunca te miento, puedes estar segura. Y si te digo que todo va a salir bien tienes que hacerme caso, mucho caso, y perdona que repita tantas palabras pero es que necesito repetirlas para que nos quede claro, muy claro, bien claro, aunque nos canse leer tanta redundancia. Sabes, lo sabes, que nunca te engaño y que cuando te prometo algo lo cumplo siempre. Ya lo has visto en esos resultados, lo buenos que fueron. Te escribo de urgencia desde el trabajo. Esta tarde te vienes conmigo a clase, a ver qué nos cuentan. Claro y meridiano como lo siento.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer