Y si me hace regalos que no le cuesten dinero



He comido sola en la Facultad de Letras, hacía tanto calor que se me ha derretido un anillo. Me iba a beber una cerveza pero lo he cambiado por un cortado. Un par de pitillos y de nuevo el tren, mientras sonaba alguna de las canciones que me sacuden los ojos mientras el cerebro me centrifuga.

Ha sido un jueves duro. De los de olvidar. Y olvidarse a uno mismo. Y olvidar las estupideces que se dicen con los labios sin pintar.

Es curioso de qué manera te vuelven las canciones al cabo de los años. Cuando escuchaba esta canción -en vinilo, aún- era una tipa pequeña, una tipilla. Y soñaba con los verbos y los sustantivos. Todos sueltos, todos sueltos. Sin conectores.

Y ahora le pongo ojos, flequillo y botas para escalar bares, reales. Que quiera matarme y se mate por mí.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer