Intento no mentir así, lo juro (o bien, homo sum: humani nil a me alienum puto)



Hoy he aprendido en clase que los roles, a veces, se alteran. Que un día te acuestas siendo una persona excelente y que a la mañana siguiente te levantas convertida en la princesa de las cabronas.

Hemos hablado de lo caro que sale rebuscar en almas ajenas y desconocidas. De lo peligroso que puede resultar verte reflejada en alguien que no te ama. Pero que, aún así, te busca y se te tropieza en las pupilas.

He conocido a una chica finlandesa que me ha hablado de algo curiosísimo. Ella es capaz de saber -sólo con mirar- si dos personas determinadas han hecho el amor alguna vez juntos en su vida. Para comprobar si era cierto le he pedido que me dijera si Pablo y Mónica se habían enrrollado alguna vez. Yo sabía que ellos son pareja así que la he puesto a prueba sabiendo de antemano la respuesta correcta.

La finlandesa no ha errado. Es más, me ha ampliado la respuesta: Carol, te diré además que son pareja estable, ¿podría ser?. La he invitado a un café, se lo ha merecido. Luego nos hemos ido a clase y me ha dicho que si quiero se puede venir conmigo cuando salga a bailar y así me informará de todo lo que note... Le he contestado que gracias, pero que no era necesario, que mi memoria es buena todavía y que puedo recordar los cuatro nombres básicos de las tipas que han compartido mi cama. Qué absurdo. Creo que la finlandesa está solísima y que buscaba una excusa para salir por ahí. Nada más.

Esta tarde he ido a cambiar un regalo. Tenía ganas de mentirle a alguien así que le he contado una trola preciosa a la dependienta. He salido a la calle aspirando aire muy fuerte y pensando en que algún día alguien será capaz de contratarme.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer