Crónica de un sábado (aquí casi es verano, no he dejado de fumar, oigo tus discos)

ummm...qué carita
(la vimos, muy buena, sí, realmente buena)

Esta noche me he puesto a La Buena Vida, el disco que más me gusta, Álbum. Cuánto tiempo.

Era sábado, llovía como si estuviéramos en Donosti y las calles estaban llenas de gente, conciertos y exposiciones de esas que gustan tanto en Barcelona: la solidaridad, la inmigración, la mobilidad y el desarrollo sostenible, ah! Y la llengua, claro, la llengua. Qué gracia me hacen los defensores de la llengua, pero sólo los que no se han leído en su vida un puto libro de Rodoreda o de Comadira, por ejemplo. Mejor no sigo, a este paso me quedaré sin lectores. Sin perros, sin gatos, sin Rosana, sin Bebe, sin Ismael Serrano (por favorrrr, basta ya del temita de la Guerra Civil, qué cansinos). Al carajo todo.

Tengo una teoría –otra de mis absurdas teorías que no me creo ni yo, pero que me ayudan a pasar las horas más entretenida- y es que si no has logrado conocer/encontrarte con alguien a la tercera oportunidad es que esa persona no debe estar en tu vida.

Era la segunda oportunidad de conocer a Lucy. Y yo sabía que tenía que conocerla porque es de esas personas que sabes que son auténticas y espaciales. Lucy siempre recomienda cosas buenas, ya sean pelis, discos o libros. Lucy tiene buen gusto y sabe escuchar. Y es una tipa que escribe muy bien. Con estilo. Así que quedamos también con Paola la aviadora y nos fuimos a comer a una pizzería estupenda (sugerencia de la italiana, claro, que sabe mucho de pasta y buenos locales)

Nos contamos nuestras historias y nos bebimos el vino. Afuera, la gente hablaba de lo importante que es ir en bicicleta al trabajo, de no contaminar y de pronunciar con propiedad la ese sonora en posición intervocálica. Y nosotras intercambiándonos pelis, triunfos y la única cosa que nos hizo sonreír de una exposición (exposición feminista, claro, olvidé mencionar a las feministas, faltaría más…), una foto.

Hicimos más cosas pero no lo contaré todo porque me gustan más las crónicas incompletas, medio verdad, medio ficción. Lo mismo nos encontramos con tres grupos seguidos de percusionistas, que igual saludamos a Najwa Nimri y le dijimos que está muy buena cuando susurra. O lo mismo nos infiltramos en un palacio antiguo para hacernos unas autofotos espléndidas… quién sabe. Igual también nos encontramos con Yellow y Xavi, que nos llevaron lejísimos a tomar una cerveza en un bar verde como el trigo verde. Pero lo mismo me lo invento todo, véte tú a saber, que tengo la noche muy irreal y mentirosa.

Y de recuerdo queda ¿De otro planeta? comparado en la librería de el Raval, una tarjeta de videoclub de Bogart, y una lista de películas pendientes.

la primera vez que te veo así

Seguid escribiendo, pequeñas…

¿irrepetible?

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer