Post en directo



Son las 12:53 AM. Acabo de tomarme un colacao bien frío. Suena Tom Waits, justo esta canción, una de las que más me gustan. No recuerdo en qué momento exacto de mi vida comencé a escuchar a Tom Waits pero es algo curioso que me vuelva justo en determinadas épocas... el verano pasado también lo escuché bastante a pesar de que mi estado de ánimo era muy diferente.

Han cerrado casi todos los bares que hay cerca de mi casa. En la cuenta corriente -actualizada hoy- el último movimiento es un recibo de 67,97 euros y no tengo ni idea de qué es. Hoy me he recogido el pelo y me lo he engominado, parecía una mafiosa de cuello para arriba. He trabajado sin reloj y sin anillos, me sentía más cómoda. Me he puesto un conjunto de ropa interior que me encanta, de color negro y rojo. Es japonés. Siempre pienso en Kill Bill cuando me lo pongo. Seguro que Uma llevaba uno parecido en la secuencia de los 88 maniacos.

Últimamente estoy tan cansada que no me apetece salir a bailar ni emborracharme. He hecho un listado de tareas pendientes para septiembre-octubre-noviembre y me he medio acojonado. Cada año me pasa igual pero siempre me salvo. ¿Te acuerdas de cuando decíamos ¡salve! en aquellos juegos?

Ahora está pasando el camión de la basura. Cuando volvíamos a casa, Elena y yo, siempre nos pillaba el camión de la basura. Ya era como una tradición. Me he quedado esperando la llamada de Elena esta noche. No quiero que nunca dejemos las tradiciones. Nunca. Me da mucho miedo perderla. Aunque nunca lo verbalice.

Me aburro. Miro las estadísticas del blog: no entiendo porqué la gente busca "carol blenk". Soy un personaje. Ni siquiera existo. Cuando apago el pc soy morena y bastante asocial. Pero a todos nos funciona mejor la ficción. En febrero de este año alguien buscó en google una de las frases más curiosas que he leído nunca. Y creo que sé quién es esa persona. No podría ser otra. Sí, sí, sin duda. Juguemos a las pistas pero que sepas que soy detective y eso me da ventaja. Del tema sé mucho.

Siguen pasando los minutos. Aún me tengo que lavar los dientes y poner el pijama. Siempre me pongo el pijama un minuto antes de ir a dormir. No me gusta la gente que en cuanto llega a casa se planta el pijama, o los que se pasan los domingos en pijama. Una opinión. La mía. Y estoy tan cargada de puñetas.

A veces soy mala, muy mala. Hoy, por ejemplo, me habría cargado un blog (no, no es ninguno de los que hay linkados, faltaría más). La tipa que lo escribe me da un asco increíble. Y sé que no debería escribir esto pero, mira, me apetece y punto. Y si una se corta en su blog ya no le queda nada. Bueno, pues eso, que borraría ese blog y a su dueña. La gente no respeta nada, joder. Y no hay nada que me moleste más que un comentario fuera de lugar. Lo siento, a veces saco los dientes. Pero es sólo porque quiero defender lo que más me importa.

Me estoy dando cuenta de que escribir un post en directo es una mierda. Pero hay que estar en la salud y en la enfermedad, como dicen los curas en las bodas de las pelis.

Y, al fin y al cabo, "si alguna vez quise algo que me saliera bien, que sea esto"

Tengo ganas intensas e inmensas de regresar a Madrid.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer