Siempre nos quedará Madriz



Tú me decías que sí, que sí, que debe estar cerca, lo encontraremos, no te preocupes. Pero aquella noche no lo hallamos.

A la mañana siguiente, de repente, nuestros zapatos se detuvieron, allí estaba. Nos quedamos un ratito justo encima de él, de nuestro punto de partida, de aquel bendito kilómetro cero que nos iba a dar su visto bueno.

Y fue muy gracioso porque comenzó a acudir la gente al ver que nos hacíamos fotos -tus zapatos y los míos creo que se han enrollado- y que nos reíamos de medio planeta. Nos rodeaban, miraban con curiosidad qué hacíamos allí plantadas.

Al marcharnos, la ciudad nos lamía la oreja.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer