Puedo escribir la trola más triste esta noche



Qué bien mentía ya de pequeña. Cuando iba a EGB estaba colgada de un chico que se llamaba... bueno, mejor no lo digo, que el mundo es un pañuelo y tal vez se acuerde de mí. No se me ocurrió nada mejor que regalarle un poema que, por supuesto, no había escrito yo. Supongo que pretendía impresionarle y ligar con él. Se lo entregué cambiando el género -el original estaba escrito para una chica- y él se lo quedó sin llegar a decirme jamás qué le había parecido.

¿Se creyó el plagio? ¿Conocía al poeta? ¿Pensó que yo era una iluminada? ¿Le parecí patética? Por suerte, sólo se tienen diez años una vez en la vida...

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer