Me faltaba la mitad





Esta mañana me he acordado de los trenes antiguos de los Ferrocarriles de la Generalitat (más conocidos aquí como los "ferrocatas" o los "catalanes"). Eran la versión pija de Renfe, de hecho su trayectoria ya lo demostraba: El Putxet, Bellaterra, Sant Cugat, La Floresta, Sant Gervasi... Pero lo mejor era lo de los vagones de 2ª y 3ª clase. Los billetes de 2ª clase eran más caros, pero te permitían poderte sentar. Con el billete barato no tenías derecho a sentarte (!). Recuerdo que nos metíamos en los vagones de 2ª porque iban prácticamente vacíos, nos sentábamos, y cuando veíamos al revisor nos levantábamos corriendo porque si te pillaban te ponían multa.

Antes existía un tren muy peculiar, lo llamábamos la "lanzadera". Íbamos como sardinas, sobre todo en las horas punta. Cuando llegábamos a Bellaterra nos bajábamos aprisa y cogíamos aquel tren. Cuántas carreras, cuántos apretujones, cuántas risas, cuánto cachondeo matutino. El trayecto era muy corto y en seguida nos plantábamos en el bar a tomar café y el primer cigarrillo de la mañana. Hubo una época en que nos agobiamos de la lanzadera y decidimos ir caminando a la facultad. Pero en invierno hacía demasiado frío y allí solía haber niebla.

P.D: ¿Recuerdas esta canción? Te la descubrí al principio de conocernos. Ahora me siento como aquella protagonista rubia en el tren camino de Barcelona...

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer