I only wanted to see you laughing in the purple rain



No tengo recambio de agenda para el 2006.
Tengo "secuencias" abandonado, no me apetece escribir en él.
Estoy gastando unas cuantas canciones que no consigo sacarme de la cabeza.
No tengo sueño. Pero me levanto a las 06:15.
Me han dejado un mensaje precioso pero anónimo. No preguntaré nada.
Ya no tengo una única cana, son tres.
Las canas de los otros me resultan atractivas.
Las mías, una mierda.
Tengo que cambiar de móvil (¿me llegan los puntos?)
Es imposible que mañana sea millonaria.
No juego a ningún número.
O sea, que no me puede tocar.
Ayer me miraron desde lejos y me dolió un poco el estómago.
Tengo una cuenta con 971 mails guardados. Cuando llegue a 1000 la cierro y la anulo.
Sufro un síndrome de Diógenes con algunos mensajes.
Esta tarde he pillado a dos besándose. El infiel y el amigo.

El 2005 ha sido el año...

De cambiar el Surfer Rosa por el Doolittle
De meterme en demasiados fregaos
De dejarme crecer el pelo
De ser valiente y no dejar los puntos suspensivos
De poner fondos de escritorio imposibles
De las afonías
De los mails a desconocidos que han dejado de serlo
De las preguntas a media noche con los ojos abiertos
De dejar de querer para querer con más fuerza
De querer con más fuerza y abandonar a medio camino
De abandonar a medio camino y esperar un milagro
De los tatuajes sin beso
De los caprichos innombrables
De confirmar que la Gioconda sí sonreía. Yo ya lo sabía.

Y...

Sobre todo, de las dudas...

8 comentarios:

Bellota 22/12/05 06:35  

Carol,
me encanta el título de este post...que has bordado, cuidadosamente, como una arañita recorriendo pasado y diseñando futuro.

mil besos, te deseo muchos zompopos bailándote en el estómago por miradas lejanas, cercanas y enamoradas.

bellota

Guasteví 22/12/05 11:55  

Y las dudas son lo mejor, porque para no quedarte con ellas tendrás que hacer algo. Lo de las canas... todas son interesantes. Lo de escribir otro blog, cuesta lo suyo! Gastar canciones, es fácil, echan tan mala música que recorremos a la buena de siempre, y alguna novedad agradable. Que te duela el estómago cuando te miran de lejos... a mí me pasaba en los bares, ahora apenas salgo, así que no me duele nada, pero echo de menos esos cruces de miradas. Querer con más fuerza... y que dure.

Y tantas cosas... me viene a la cabeza esa canción de Sivlio Rodríguez, Cuanto gané, cuanto perdí...

cuídate...

Carol Blenk 23/12/05 00:14  

Bellota, un secreto: el título del post es puro azar, en ese momento sonaba esa canción y decidí tomar prestada la frase. Me acabas de descubrir una nueva palabra, zompopo, y me ha gustado. ¿Sabes? Esos animalillos me caen bien, son tan frágiles pero al mismo tiempo poderosos...

Mil besos para ti, niña lejana

Guasteví, tu primera frase me la quedo y la voy a escribir en un sitio bien visible. Voy a empezar a transformar las dudas en algo positivo porque me estoy cansando... Lo de las miradas, no siempre sucede en los bares. Yo tampoco salgo demasiado (salí tanto en un pasado que estoy recuperando años de calma) así que las miradas me las encuentro a la luz del día. Y son mejores, ya te digo.

¿La canción es de Silvio? No la conozco, me sonaba más a Pablo Milanés.

Besos y cuídate tú también, guapa

Lucy 23/12/05 12:39  

precioso post, carol.

en lo de 2005... coincido contigo en las frases 2,3,5,6,7,11,13.. lo de la Gioconda, por supuesto que sonríe!, y la última, pues también.
no me ha gustado demasiado el 2005.. para mí ha sido un año, raro raro raro (nunca mejor dicho).
tengo ganas de estrenar otro, de que pasen cosas.
un beso guapa

Carol Blenk 23/12/05 14:14  

Lucy!!! Pero si coincidimos en casi todo!!! A ver si vas a ser mi hermana perdida, jajaja :)

Yo también tengo ganas de que pasen cosas, muchas cosas, de sorprender y de ser sorprendida, pero YA.

Un besazo enorme para ti

lulamy 23/12/05 16:42  

pero el 2006 va a ser la hostia. Garantizado.
Creo que por ahora no voy a hacer recuento del año, por no hacerme mala sangre antes de la cena, que allí me haré una ulcera.
Y planes para el 2006... pues por ahora tampoco, porque estoy segura de que lo que me queda por vivir es lo mejor que me va a pasar nunca.
Y si no, pues echaré pestes, como viene siendo costumbre.
Si, estoy casi al borde de ser una buenrollista. Será el turrón.
Besazos y pasa buenos días y mejores noches.
Mmmmmmmmmmmmmmmmuac, mi niña guapisima

Carol Blenk 23/12/05 16:49  

"Lo que me queda por vivir es lo mejor que me va a pasar nunca".

Joder, la mejor frase que leo en mucho tiempo.

Lulamy, me la escribo en un papelito, la guardo en el bolsillo y a ver si se cumple. Cierro los ojos, sí, sí, sí...

Besazos enormes, niña buenrollista

Guasteví 24/12/05 13:41  

Ahora tampoco sé yo si es Sílvio o Pablo, pero qué más da, tiene razón Lulamy, lo mejor todavía está por vivir. Mi abuelo siempre decía: "claro que todo va bien, porque si pudiera ir mejor, iría, no?". Eso es ser optimista. Por desgracia yo no heredé esa actitud...

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer