Activar el deseo



- ¿Te apetece tomar un café?
- ¿Ahora? ¿En Nochebuena? No... no, me pone nerviosa. Mi iré a casa, a dormir.
- ¿Te acompaño?
- No, gracias. Eh... oye, ¿no irás a enamorarte de mí, verdad? Quiero decir, que no empezarás a soñar conmigo y a despertarte sudoroso y a mirarme como si fuera una princesa cuando eructo.
- Lo dudo...
- Sería muy incómodo trabajando juntos...
- Dáte prisa, se te consume el cigarrillo.

La mejor manera que se me ha ocurrido de pasar esta tarde ha sido ponerme a ver una peli que compré hace poquísimo en la Fnac (una de esas ofertas irresistibles). Los fabulosos Baker Boys. Ya tiene unos años pero recuerdo haberla visto al poco del estreno. Me encantó. Supongo que por aquella época quería ser como Susie Diamond: una tipa preciosa, con una voz increíble y… desafortunadamente sola. Viajar siempre, de hotel en hotel, de sala en sala. Sin raíces.

La primera vez que la vemos en la peli es en una audición. Ella está mascando un chicle y no se le ocurre nada mejor que guardárselo en una mano mientras dura la canción. Luego, al terminar, se lo vuelve a meter en la boca como si nada. Susie fuma tabaco francés porque, aunque es más caro, al menos te metes algo de calidad en la boca. Una tipa con clase.

Y ahora me ha cambiado la perspectiva. Me doy cuenta de que me gustaría seguir siendo Susie pero al final he acabado pareciéndome más a uno de los hermanos, Jack. Por el carácter.

Absolutamente recomendable.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer