Como decían Los Enemigos...




Volví ayer por la noche. He sido incapaz, hasta ahora, de encender el ordenador. Sabía que tenía mil mails y tonterías varias esperándome, acechando el momento justo en que decirme Carol, no cierres los ojos, niña, septiembre ya está aquí hace días, plantándote cara, a ver si puedes soportarlo...

Y ahora, no sé si comprarme una casa de muñecas andaluza, si comenzar la colección de piedras preciosas (ojo al lapisázuli de la primera entrega) o atreverme a con las obras de Agatha Christie.

¿Quién necesita un calendario para saber que ya estamos en septiembre?

Por primera vez en mucho tiempo, reconozco que tengo miedo. Que me asusta no dar la talla, que tengo ese puñetero refrán "quien mucho abarca, poco aprieta" metido en la cabeza, sílaba a sílaba. Que dudo porque tal vez debería haber elegido otro camino y no éste.

- Carol, ¿has estado fuera?
- Sí.
- Joer, no lo parece, no estás nada morena.

Vale, estar de vacaciones supone volver supermorena. Ah, perdone usted. Soy demasiado inquieta para estarme quietecita bajo el sol, además, la playa no me mata. Bueno, las playas de Menorca sí. Porque son las más bellas del mundo.

En fin, hora de dormir.

2 comentarios:

Lucy 6/9/05 15:10  

Kaixo beauty! Carol, te digo una cosa?? me cago en los refranes, sobre todo en ese.
A mí me pasa igual, pero he decidido que no voy a renunciar a cosas que me gustan y necesito hacer.

Bellota 6/9/05 18:33  

Carol, escritora: bienvenida otra vez!

Septiembre, separando letras, suena hermoso.

muas

bellota

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer