Y además es imposible

Dime de quién es el trozo de tu corazón
que no puedo tener

Dime por qué, por más que estuve intentando
Nunca lo encontré.

Lo tengo escondido en el mar
Para que no puedas llegar
Para que te ahogues cansado de tanto nadar.



[casi dos horas de viaje en tren dan para muchas paranoias escritas en cuadernos furtivos]

Hay algo que me ha despistado.
Me he sentado a escribirte.
Me he sentado a borrarte con cigarros y gente que me saluda
Cuando en realidad lo que pido es
Un buen y largo exilio.

He pedido treinta y dos deseos
Pensando que alguno se cumpliría.

Y he dejado de escribir en plan pedante
Para volver a las palabras como si tuviera veinte años.
Y como si tuviera veinte años
Hay algo que me ha despistado y
Tal vez me he puesto a perseguirte
Sin demasiada fuerza, sin mucho empeño.

Algo cortada, sin quitarme las gafas de sol,
He cambiado de vía y he atrasado una hora el reloj
Para ver si aún puedo arreglar
Este caos,
Este desequilibrio que me cansa tanto.

Y he tenido mucho miedo porque
Me he visto desaparecida e inconstante de nuevo.
Yo, que estaba tan entera y cuidada.
Tan limpia y tan fuera de aquí.

Qué fácil resulta mandarlo todo a la mierda
Con tan sólo una frase.

1 comentarios:

wendy 21/7/05 11:07  

qué bien escribes tía...

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer