Parecía perdida...

La vi bebiendo en el cumpleaños de alguien a quien ni siquiera conocía. Me pidió tabaco y resultó que medio la conocía, que había leído cosas suyas en un pasado. Mira por dónde me salvó la noche porque mi acompañante me había dejado tirada en medio de un montón de fantasmas ebrios. Parecía perdida, y nos pasamos la noche entera hablando de nuestras batallas interrumpidas, de nuestros coches nunca comprados y nuestras exparejas que vete a saber por dónde caminan ya sin nosotras...

Nos hicimos una foto con el móvil pero no nos intercambiamos el número. Prometimos escribirnos pero perdí su dirección. Grábame algo de ese grupo, pásame algún poema de ese tipo. Y nadie allí sabía de dónde había salido. ¿Nadie te invitó? Y cuando estaba a punto de irse -en taxi, por supuesto- me dijo: ojalá fuera rica para pagarte ese viaje en avión que tanto deseas. Y eso me conmovió.

A la mañana siguiente se lo conté a mi pareja y me dijo que aquella tipa era una impresentable. Que era de lo peor de lo peor... Que nadie la había llamado y se había presentado allí para ligar con un rubio creidísimo. Que no, que no, que no era una impresentable, que me dijo que si fuera rica me regalaría un viaje.

Hay personas impresentables a las que coges cariño en tan sólo una noche. Oye, si volvemos a coincidir, entonces sí, dame tu número y charlamos de la vida.

1 comentarios:

Anónimo 9/5/05 23:47  

Me encantaría haber sido yo...

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer