Conducir con la mirada equivocada

conducir, todavía, con la mirada equivocada

Supongo que te ha pasado alguna vez. Has mirado a alguien con los ojos equivocados. Te ha salido una mirada roja cuando en realidad la querías azul. Y la persona mirada, claro está, se ha quedado desconcertada y desubicada. En un primer momento tal vez no te hayas dado cuenta pero, después, al ir a pintarte los labios –derrotados y gastadísimos- seguro que al verte en el espejo te ha tocado la realidad: de nuevo has empleado la mirada equivocada.

Arranca el coche y vete lejos -como Marion de Psicosis- no vaya a ser que a esa persona le de por intentar conocerte.

2 comentarios:

Holden 30/5/05 22:23  

Tal vez te haya salido roja porque en el fondo has pensado en rojo...
En todo caso, estoy segura de que tú mires como mires, impresionas...
Un abrazo, señorita Blenk

PuroHumo 2/6/05 09:33  

Si miras como escribes no me extraña que las multitudes caigan rendidas a tu paso, los semaforos se pongan verdes, se remueva el anticiclón de las Azores y el mundo deje de girar...

Firmado:
El enamorado de tu prosa

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer