Ante todo mucha calma

- Cuéntame tu último momento de calma…
- ¿En qué sentido?
- No sé, en todos, o en ninguno en especial.
- Pero, ¿calma sola o acompañada?
- Yo qué sé, calma, como tú lo prefieras!
- Vale. Fue la semana pasada.
- ¿Dónde?
- En un hotel pero, ¿vas a dejar de hacerme preguntas o te lo cuento a mi manera?
- Vale, sigue.
- Bueno, pues fue en un hotel, por la noche. No tenía nada de sueño. Me puse a comer patatas fritas (de esas que tienen sabor extraño, con un millón de componentes nocivos pero deliciosas), más que nada por picar algo, porque no tenía hambre. Teníamos Canal + así que me puse a ver Los Soprano mientras mi pareja se me durmió en los brazos. No recuerdo cuánto tiempo transcurrió. Pero lo que sí recuerdo es que ese ha sido mi último momento de calma.
- Joder…
- ¿Y el tuyo?
- Sí, a ti te lo voy a contar…

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer